Primer punto que vuela del Quijote Arena

El Vestas Balonmano Alarcos de Ciudad Real dejó escapar el primer punto de la temporada del Quijote Arena ante un Cajasur Córdoba que peleó hasta el último momento y a punto estuvo de llevarse algo más. El 3-0 de inicio que endosó el Alarcos a su rival fue premio justo a la mayor intensidad defensiva que exhibió desde el primer minuto. Un buen Kostas Kotanidis aprovechaba las facilidades que le ofrecían sus compañeros con una gran defensa 6:0 para tocar balones que permitían a su equipo tener más opciones de ataque que un rival que no sabía por dónde encontrar huecos.

Dos buenas contras finalizadas por Brian Negrete ponían el 5-1 en el marcador en el minuto 8 obligando a Jesús Escribano, entrenador del conjunto cordobés, a pedir tiempo muerto. Su equipo no estaba siendo rival para el Alarcos. Ni siquiera con una exclusión local pudo acercarse en el marcador el Córdoba, que llegaba al minuto 12, tras jugar con un hombre más, con 7-3 en el luminoso del Quijote Arena.

Alarcos estaba mucho más metido en el partido, en ataque y en defensa y, claro, las ventajas locales aumentaban como el 9-4 del minuto 15. Poco a poco las fuerzas se equilibraron y parecía que los andaluces estaban algo mas metidos en partido, lo justo para que al Alarcos le costara algo más hacer goles y defender al rival, pero no suficiente como para que las distancias bajaran de 4 goles. AL menos no hasta el minuto 20 al que se llegó con un 11-7.

En la siguiente exclusión local, la de Jora en el minuto 21 de juego, sí la aprovecharon mínimamente los visitantes que llegaron a estar solo a tres goles (12-9 minuto 23), pero en cuanto Alarcos recuperó la igualdad numérica, volvió el mas cuatro. Claro que la igualdad duró un minuto, ya que en el 25 Martín Molina es excluido de manera injusta dando de nuevo ventaja en pista a los andaluces.

Y de nuevo, vuelta a los tres de ventaja locales. 13-10 en el minuto 27 y lógico atasco del Alarcos que encadenaba demasiados minutos en inferioridad. Y así llegó el 13-11, con dos decisiones arbitrales erróneas seguidas, una falta clara sobre el lanzamiento de Brian Negrete en los seis metros que debía ser penalti y exclusión que no se pitan y una posterior falta en ataque clara que tampoco se pita y termina en gol.

Y al filo del descanso , jugada de pillo de Carles Asensio que se queda con la bola cuando el portero intentaba ponerla en juego  y marca a puerta vacía dejando el más tres en el marcador a favor de los locales (14-11).

En el inicio de la segunda mitad, Córdoba logró ponerse a un solo gol, 14-13, cuando solo habían pasado tres minutos. Al equipo de casa parecían habérsele apagado las luces en ataque. Las cosas parecían enderezarse para los de casa de nuevo cuando Seri Mach lograba el 15-13 en una penetración que además costaba la exclusión para el defensor cordobés. Pero la superioridad pasó sin demasiados cambios aunque al Alarcos se le presentó una nueva oportunidad de crecer en el marcador con una tarjeta roja vista por un defensor del equipo visitante en una acción dura sobre el brazo armado de Martín Molina.

Y de nuevo, sin reacción local. Un gol a puerta vacía de Carles Asensio ponía el 17-15 al borde del minuto 40. Alarcos necesitaba algo más. Y se encontró con algo menos, con un hombre menos. Nueva exclusión de Jota y de nuevo un equipo en inferioridad, esta vez el Alarcos con un solo gol de ventaja. El tiempo pasaba y el partido no se rompía. Alarcos mandaba en el marcador de uno o dos goles, pero ni Córdoba entregaba la cuchara, ni los locales ponían tierra de por medio en el luminoso. El 19-17 del minuto 45 lo dice todo.

Y resulta que el plus estaba bajo palos. Kostas Kostanidis, como dice la Peña La Batalla, el Dios del Paradón, paró tres balones seguidos. Menos mal, porque el ataque seguía negado, así que las distancias no subían de los dos goles como en el 20-18 del minuto 50. Entonces llegó el recital de silbato de un árbitro que pitó una falta en ataque que no era en el área visitante y excluyó a Brian Negrete en la acción siguiente tras recibir una falta en ataque, que sí era, por entender que había fingido. Para colmo de males, se roba un balón en una buena defensa y se falla en la contra dejando balón al equipo visitante para empatar el partido. Era el minuto 51 y el marcador reflejaba un ajustadísimo 20-19.

Y llegó el empate para el Córdoba. Partido nuevo a falta de 8 minutos. Y el nuevo partido empezó con un penalti más que dudoso contra el Alarcos que ponía al Córdoba por encima en el marcador a falta de seis minutos. Y de nuevo exclusión, esta vez en las filas visitantes. Y penalti que transforma Victoriano Alises para un nuevo empate a falta de 5 minutos.

Lo que falló Brian Negrete a falta de minuto y medio es complicado de explicar. Una contra en la que tiene pegado al portero rival, salta, y a puerta casi vacía, el balón da en los dos postes y sale. Seguía el empate. Dos jugadas más, una en cada área, una a la contra con Carles Asensio robando y marcando y otra con gol desde el extremo del conjunto andaluz. Tiempo muerto para Alarcos y siete segundos para ganar el partido. Balón al centro, jugada que acaba en falta y lanzamiento directo. Al final empate y primer punto que vuela del Quijote Arena.

Fuente foto: Borja MG

Relacionados

Comentarios a “Primer punto que vuela del Quijote Arena”

  1. Fran Gil

    Un poco más y el redactor no le echa la culpa a los árbitros. Brutal, crónica cateta donde las haya…

Deja un Comentario