Llegó la hora de estrenarse en casa

El Soliss BM Pozuelo quiere olvidar cuanto antes la derrota de la semana pasada en el estreno liguero ante el BM Bolaños y que mejor formar que hacerlo mañana (18 horas) en casa y ante su afición. Las chicas dirigidas por Eusebio Angulo reciben al Universidad de Granada con el propósito de sumar la primera victoria del campeonato y auparse cuanto antes a los primeros puestos de la clasificación. Las sensaciones fueron muy positivas en el Macarena Aguilar con un gran juego y gran aportación colectiva de un bloque que cada vez tiene más experiencia en esta exigente categoría. El técnico pozueleño podrá contar con todas sus jugadoras, excepto Natalia Ortiz e Inés Laporta.

La División Honor Plata es una competición muy exigente y competitiva por lo que cada encuentro es un mundo diferente. De nada sirven las dinámicas, aunque pueden ayudar, pero en cada compromiso deben dar el máximo para agrandar el casillero de puntos. Un descuido o exceso de confianza te hacen besar la lona. Angulo no quiere fiarse de un grupo de chicas jóvenes que también quieren resarcirse tras caer derrotadas en su cancha ante el Ikersa Urci Almería. En el bando granadino milita la aldeana Paula Morales, que cursará allí su segunda temporada por temas académicos, una de las jugadoras a tener en cuenta durante el choque y que es de sobra conocida en la localidad pozueleña.

El Soliss BM Pozuelo tendrá así su primera prueba ante su afición. Los dos puntos es el único objetivo que se plantean las espartanas. El mantener prácticamente el mismo bloque es un plus para el equipo de cara a una ilusionante campaña donde volverán a tener la permanencia como objetivo prioritario, sin pensar más allá de ello. Jimena Laguna volverá a ser el foco de atención con su gran aportación en ataque. Este año la plantilla ha mejorado sus prestaciones en defensa por lo que puede ser un aspecto decisivo en el devenir del campeonato.

Relacionados

Deja un Comentario