El Yugo Socuéllamos se cuela con solvencia en la final

f8ee6f4b 299e 4a63 963f 46b2fd594531 - El Yugo Socuéllamos se cuela con solvencia en la final

El Yugo-Socuéllamos no ha desaprovechado la gran oportunidad que tenía para meterse en la tercera y última eliminatoria del play off de ascenso a Segunda División B después de vencer por un cómodo dos a cero al CD Móstoles en el choque de vuelta. Los de Mario Simón disfrutaban de una valiosa renta conseguida en el partido de ida (0-1) para jugar con menor presión, dentro de lo que cabe al tratarse de un duelo de estas características, y supieron solventar la eliminatoria arropados por un Paquito Giménez que registró una gran entrada.

El cuadro socuellamino entró muy decidido y con las cosas muy claras al choque. Las primeras ocasiones fueron a favor suyas. Kike Domínguez y Jesús García tuvieron en los primeros compases dos acciones donde pudieron abrir la lata. Si que estuvo acertado el corpulento Carlos García para enviar el balón al fondo de la red con un genial testarazo tras un gran centro de Kike Domínguez. El tanto supuso una enorme dosis de tranquilidad tanto para jugadores como para los aficionados locales. Volvió a intentarlo Carlos García con una volea, aunque en su intentona cometió falta. Mientras tanto, el CD Móstoles intentaba contrarrestar, pero la zaga socuellamina se mostraba contundente y segura. Sin tiempo para más, el cero a uno imperaba en el marcador.

En la segunda parte, el CD Móstoles intentó reaccionar y soñar con la remontada aunque sus intentonas no llevaban demasiado peligro a la meta defendida por Luis Arellano. El Yugo-Socuéllamos mantuvo la calma e incluso aumentó la diferencia gracias a un tanto de Morato en propia puerta. Juanma Acevedo pudo incluso hacer más grande la herida de los madrileños, pero su latigazo no encontró portería por muy poco. Ya con la eliminatoria más que sentenciada los minutos finales transcurrieron sin grandes ocasiones.

El Yugo-Socuéllamos da un paso al frente y se postula como claro candidato a ascender de categoría. Todavía le quedan dos partidos para alcanzar ese sueño y dejar como anécdota la derrota ante el Mérida en la tanda de penaltis. Los de Mario Simón se han convertido en un equipo a evitar por sus rivales, que no quieren medirse a un cuadro socuellamino que llega con la moral recuperada a la gran final.

Relacionados

Deja un Comentario