El Villarrubia se lleva el derbi en el último segundo con un gol de Barbero

LogoLicious 20190324 140238 - El Villarrubia se lleva el derbi en el último segundo con un gol de Barbero

El Formac Villarrubia ha logrado tres puntos de oro en su visita al Paquito Giménez, gracias a un gol de Barbero en el último suspiro del partido. El equipo de Javi Sánchez consiguió darle la vuelta a un partido que se le puso cuesta arriba con el gol inicial de Acevedo, pero Nando Copete y posteriormente Barbero daban el triunfo a los suyos ante un Socuéllamos que jugó casi toda la segunda parte con un jugador menos por la expulsión de Essomba.

El Yugo UD Socuéllamos ha perdido la ocasión de certificar matemáticamente su clasificación para los play-off de ascenso y de dar un golpe sobre la mesa en la liga. Por su parte, el Villarrubia da un paso de gigante en su objetivo de amarrar la segunda plaza.

Empezaba muy fuerte el Villarrubia con una presión muy intensa que sorprendía al Socuéllamos. Fruto de esa presión y ese gran arranque de partido, el equipo visitante gozaba de dos ocasiones claras en los primeros diez minutos en pies de Héctor y Copete, que ponían el nerviosismo en las gradas del Paquito Giménez.

El Socu lograba igualar las fuerzas y quitarse de encima el dominio de los villarrubieros. Carlos García con una internada en el área avisaba a los de Javi Sánchez de lo que vendría posteriormente. En un balón dividido aparentemente sin peligro, Acevedo enganchaba un derechazo que se marchaba a toda la escuadra y ponía el 1-0 en el electrónico. El jugador alicantino celebraba, de mejor manera imposible, su cumpleaños con un gran tanto que ponía por delante a los suyos. Jarro de agua fría para los hoy vestidos con su indumentaria naranja, que no se vinieron abajo y fueron a por el empate. Sin embargo, en una jugada a balón parado, especialidad de la casa, Ramón cabeceaba un centro dentro del área pequeña pero su cabezazo se estrellaba con el poste.

Pero en el mundo del fútbol si perdonas lo acabas pagando, y así le pasó al conjunto azulón. Cuando se cumplía el minuto 32, tras un fallo de Essomba provocado por la presión intensa del Villarrubia, el balón le caía a Nando Copete que sin pensárselo fusilaba la portería de Luis Arellano haciendo imposible la estirada del portero socuellamino.

El partido se ponía muy bonito para el espectador con idas y vueltas por parte de ambos equipos, que demostraban por qué eran los dos primeros clasificados. Al borde del descanso, Kike Domínguez puso el miedo en el cuerpo de los jugadores villarrubieros con un gran disparo que se marchaba fuera por muy poco.

Tras el paso por vestuarios, ocurría algo que cambiaría el devenir de la segunda mitad. Apenas habían pasado tres minutos de juego de la segunda parte, cuando Essomba en un intento por proteger el balón sacaba el brazo y golpeaba en el cuello de Diop. El árbitro no lo dudaba y le sacaba la roja directa y el Socuéllamos se quedaba con un jugador menos el resto del encuentro. Eso obligó a Mario Simón a mover el banquillo para proteger la medular. Toboso entraba en lugar de Belencoso. Ese cambio hacía que Ramón diese un paso adelante y ocupase funciones de mediocentro y Toboso pasase a la parcela defensiva.

El partido se ponía bronco, con muchas faltas que hacían que el encuentro se interrumpiese mucho. Eso le interesaba al equipo socuellamino que tras la expulsión veía bueno el empate. El Villarrubia pese a estar en superioridad numérica no lo aprovechaba y Javi Sánchez quiso cambiar la dinámica del choque moviendo el banquillo dando entrada a Piojo y Dieguito. No obstante, esas modificaciones no tuvieron el efecto deseado por el técnico villarrubiero y era el Socu el que parecía tener más peligro cada vez que se acercaba al área rival. Aunque ninguno de los dos equipos creaba ocasiones claras de gol.

El cansancio por ese comienzo de partido intenso, parecía hacer mella en los jugadores del Villarrubia y era el Socuéllamos el que con arreones y con balones colgados ponía la mordiente y el peligro en el encuentro. Cuando el choque llegaba a su fin, Mario Simón daba entrada a Jacinto, un verdadero experto en jugadas a balón parado. Y en el primer balón que tocaba, a punto estaba de lograr el segundo tanto. Carlos García, con un poderoso saque de banda, ponía el esférico en el área pequeña y Jacinto cabeceaba el balón, pero este se marchaba rozando el larguero. Todo hacía esperar que el encuentro acabaría con empate en el marcador, pero en la última jugada, Piojo ponía un pase al hueco a Nando Copete y este asistía a Barbero para que en boca de gol, diese la victoria a los suyos en el último suspiro.

Final de infarto el vivido en el Paquito Giménez donde el Villarrubia se lleva un victoria, que le sirve para recortar a once puntos la distancia con su rival de hoy, el líder Yugo Socuéllamos. Además, el conjunto villarrubiero gana enteros para amarrar esa segunda plaza que actualmente ocupa. Por su parte, el equipo de Mario Simón pone fin a su racha de doce partidos consecutivos sin perder y ve como su rival más inmediato se le acerca en la clasificación. En la próxima jornada, ambos equipos disputarán otro derbi, al Socu le tocará visitar el Cerrú para medirse al Calvo Sotelo Puertollano, mientras que el Villarrubia recibirá en su feudo al Almagro CF.

Fuente imagen: Rocío Hellín

Relacionados

Deja un Comentario