Tropiezo inesperado del Villarrubia ante el CD Quintanar del Rey

IMG 7915 - Tropiezo inesperado del Villarrubia ante el CD Quintanar del Rey

Fin a la meritoria racha de ocho victorias consecutivas que ostentaba el Formac Villarrubia y que le había permitido auparse hasta el segundo puesta de la tabla en el Grupo XVIII de Tercera División. El cuadro dirigido por Javi Sánchez no ha cuajado su mejor partido de la temporada esta tarde ante el CD Quintanar del Rey (0-2). Los conquenses supieron aprovechar las pocas ocasiones con las que contaron para frenar de seco a los ciudadrealeños, que podrían perder la segunda plaza en detrimento de un CP Villarrobledo que visita mañana el Cerrú de Puertollano.

El técnico Javi Sánchez dio entrada a su once de gala con mucha pólvora en ataque. Pituli, Copete y Doménech encabezaron el ataque, aunque no con tanta eficacia como en jornadas anteriores. El inicio del partido estuvo marcado por un dominio exclusivo de los locales con la posesión del balón. Sin embargo, las ocasiones no llegaron con demasiada claridad como para perforar la portería rival. Si que lo consiguió el cuadro conquense a pocos minutos del descanso por medio de Andrés Jareño y que dejó helada a la afición villarrubiera. Tocaba de nuevo remontar el choque, como ya sucediera en las últimas semanas de competición, aunque en esta ocasión no hubo suerte. El Villarrubia intentó contrarestar, pero el descanso se echó encima demasiado pronto.

En la segunda parte, los villarrubieros salieron en tromba con tal de dar la vuelta al marcador. Doménech estuvo muy cerca de igualar la contienda nada más reanudarse el choque, pero su disparo se topó con el palo. La suerte no estaba del lado de los locales. A partir de ahí, el cuadro blanquiazul siguió intentándolo pero no llegaban ocasiones claras como para superar al meta adversario. Javi Sánchez dio entrada a Antonio Pablo y Carlos Martínez, en sustituciones de Juli Cacho y Diop. La entrada de ambos tampoco cambió el guion del choque, pese a la insistencia por remontar. Ya en la recta final del choque y con un Villarrubia volcado en el área contraria llegó el tanto de la sentencia para los conquenses, obra de Ricardo Cañada. Un gol que dejó noqueado al cuadro local y que ya nada pudo hacer en los minutos restantes.

Tropiezo inesperado de un Villarrubia que llevaba ocho victorias consecutivas en la competición doméstica. Y más aún de sorprendente al producir en su propio feudo. Ante este resultado, a los de Javi Sánchez no les queda otra que esperar al resultado de mañana de Villarrobledo y Socuéllamos. Los albaceteños podrían ocupar la segunda plaza y los de Mario Simón distanciarse de nuevo en la primera plaza. No fue el día para los villarrubieros que ya deben pensar en el exigente compromiso liguero de la próxima semana a domicilio ante La Roda.

Relacionados

Deja un Comentario